Adicción al celular: Problema de salud pública

Actualmente el ser humano revisa su celular de 47 a 85 veces al día, es lo primero que ve al despertar y lo último al acostarse, duerme incluso con él, convirtiendo estos hábitos en dañinos para la salud.

De acuerdo con el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), el uso excesivo de dispositivos móviles se ha convertido en un problema de salud pública.

La dependencia a los celulares, tabletas, relojes o cualquier tipo de dispositivo móvil (consolas de video juegos, entre otros) genera malestares en nuestro organismo desde las articulaciones, ojos, huesos y oídos hasta dolores de cabeza y/o modificaciones en el estado de ánimo.

Daños por uso excesivo de celular:

     -Al escuchar música a más de 85 decibeles las células receptoras sufren daño irreversible.

     –De los 12 a los 40 años el oído sufre mayor daño por exceso de ruido debido a la radio

        frecuencia que calienta los tejidos y los daña.

     –El uso prolongado de tabletas y celulares trastorna nuestro estado de ánimo generando estrés,

       ansiedad, y trastornos del sueño.

     –Los dispositivos móviles se han convertido en una fuente importante para la transmisión de

       bacterias, debido a la poca higiene que se tiene en su uso.

     –Al estar largos periodos de tiempo en uso de los celulares o tabletas el cuerpo adquiere una

       mala postura generando desde contracturas hasta lesiones y/o deformidades físicas como la

       neuralgia occipital.

     –También genera deformaciones o lesiones en las manos, muñecas y dedos como el conocido             Síndrome del túnel Carpiano.

   –Se ha detectado cansancio visual en jóvenes debido al abuso en el uso de dispositivos generando

     disminución en la agudeza visual.

    –Textear, hablar o simplemente consultar el celular mientras se maneja o camina se ha

     convertido en uno de los principales factores para la generación de accidentes, que en su

     mayoría terminan siendo mortales.

Recuerda que hablar o mandar mensajes de texto mientras manejas ocasiona que desvíes la mirada de la carretera, quites las manos del volante y apartes tu concentración del camino.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), cuando una persona utiliza el celular al conducir aumenta el tiempo de reacción para frenar o responder ante las señales de tránsito, respetar la distancia de seguridad con otros autos o simplemente prestar atención al entorno.

En el caso de los peatones, el uso del celular también supone un riesgo para su seguridad al no prestar atención en los cruces de calle, alentar su caminar, caer en baches, tropezarse o incluso golpearse con elementos que no visualizan como protecciones de ventanas, etc.

¿Cómo prevenir accidentes?

Mientras te traslades de un lado a otro ya sea caminando, en bicicleta o manejando no utilices dispositivos en ninguna circunstancia. Consulta la información que deseas saber antes o después de tu traslado.

No utilices audífonos o manos libres por largos periodos de tiempo, esto afecta tu capacidad auditiva generando un daño irreversible.

¡Utiliza tu dispositivo con responsabilidad!

Fuentes: https://www.insp.mx/avisos/3623-seguridad-vial.html

OMS. Uso del celular al volante: un problema creciente de distracción del conductor, 2011

http://www.capitalmexico.com.mx/especial/adiccion-celular-problema-salud-publ